¿Te puedes hacer rico con Bitcoin?

Abundan las historias de gente que se hizo millonaria con Bitcoin, producto de haber entrado al entorno muy temprano. Esa fábula, de hacerse millonario de la noche a la mañana, es persistente. Y la puerta de entrada a cualquier cantidad de estafas y proyectos irreales.

Lo cierto es que algunos de los primeros participantes en Bitcoin pertenecían al pequeño nicho de entusiastas de la criptografía fuerte y activistas por la privacidad. Como efecto secundario, quedaron en posesión de una buena cantidad de monedas para el momento en que empezó a subir de precio.

¿Es esto la prueba de que te puedes hacer millonario con la criptomoneda? La respuesta corta es NO. Bitcoin sigue siendo un activo volátil, producto de tener un mercado pequeño. Seguirá siéndolo un tiempo más, hasta que la adopción sea masiva. Pero el precio sigue siendo, en buena medida, una apuesta.

Los analistas financieros usan las herramientas de análisis que han probado ser útiles para predecir el movimiento de precio en las acciones en la bolsa de valores. Aunque saben que, al momento de analizar el mercado de bitcoin, esas herramientas tienen severas limitaciones. Bitcoin no fue pensando para ser una acción, y su valor de uso varía enormemente según el entorno en que se utilice.

Las variables que afectan el precio de la principal criptomoneda son diferentes y, a veces, incluso, se usa para diversificar carteras de inversión. En determinados momentos se ha comportado a contracorriente del mercado bursátil, en algunas ocasiones su precio acompaña al del oro y en otras sale fortalecido de circunstancias que debilitan otros activos.

Hay que sumarle que el precio de bitcoin es noticia frecuente cuando sube. Impulsando una ola de adopción que busca sacar provecho de la circunstancia, pero que no acompaña necesariamente el ethos libertario o anarquista de la criptomoneda

A estas alturas, con una población fuertemente comprometida con la criptomoneda, otra sólidamente en contra, una infraestructura que podría soportar una adopción mucho mayor de la actual, con empresas usándolo como reserva en sus carteras y con la inmensa mayoría de la población todavía sin involucrarse, podríamos decir que aún estamos empezando.

Pero, y es un pero importante, el precio de Bitcoin es lo menos importante, aunque sea lo que más atrae y de lo que más se habla.

El precio es el caballo de Troya que carga la libertad en sus entrañas. Así que, sí es el motivo para que empieces a usarlo, bienvenido. Para el momento en que necesites blindar tu autonomía económica, ya lo tendrás en tu cartera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *